¿Conviene implementar una estrategia de Marketing de Contenidos?

Desde su llegada, internet ha impactado todos los sectores y aspectos de la sociedad, el de la publicidad no es la excepción; actualmente la mayoría de las personas dedican parte de su tiempo a conectarse a la red, en función de ello el Marketing Digital se convierte en la forma idónea de agregar valor a una marca. Entre tantas estrategias sobresale el de Contenidos.

¿Qué es exactamente el Marketing de Contenidos?

A modo groso, se habla de una forma de atraer y fidelizar al público objetivo, por lo que se convierte en pilar fundamental de un plan de Marketing Digital; ahondando un poco el concepto, su principal característica es la de proponer la creación de contenidos en pro de llegar hasta audiencias afines al negocio.

¿Cómo lo hace? mediante técnicas de posicionamiento que una vez implementadas,  incrementen la relevancia y autoridad en la red, sin imposiciones ni insistencias, ya que a diferencia del Marketing tradicional o la Publicidad, el público es atraído de forma natural, a través de propuestas oportunas y agradables que incitan a regresar por más.

¿Qué tan conveniente es implementar una estrategia de Marketing de Contenidos?

Partiendo de que se trata de una estrategia que demanda invertir esfuerzos y tiempo – de hecho, sus resultados no serán apreciados a corto plazo – es normal que suja la duda de la conveniencia o no de implementarla.

En efecto, la táctica es inadecuada para quienes persiguen obtener efectos inmediatos, peros los que se toman el tiempo y esfuerzo que demanda, recibirán resultados fuertes y duraderos.

Ventajas de una estrategia de Marketing de Contenidos:

Si bien la efectividad inmediata le resta puntos al Marketing de Contenidos, su mayor ventaja radica en ofrecer resultados de mayor valor en la construcción de una marca, ya que:

  • Se presenta como un canal de interacción que el usuario sí querrá tener con el negoción, lo que sin duda, contribuye a mejorar su imagen.
  • No demanda altos costos de inversión.
  • Le da al usuario lo que está buscando en lugar de imponérselo, lo que se traduce a confianza.
  • Afianza la presencia en internet, mejorando el posicionamiento SEO gracias a una interacción oportuna.

¿Qué tipo de contenido se puede crear?

Si bien lo primero que viene a la mente cuando se escucha el término Marketing de Contenidos son los textos, el abanico de opciones que se despliega puede ser infinito, de ahí la importancia de canalizarlo en función del buyer persona, a fin de cuentas, no todos disponen del tiempo, disposición y/o paciencia para leer.

Atendiendo a ello, resulta imperioso que la estrategia incluya diferentes clases de contenido, enfocados en evitar el aburrimiento de la audiencia, en simultáneo que atrae a los más impacientes. Entre las alternativas viables sobresalen:

  • Imágenes y videos
  • Webinars
  • Podcasts
  • Cursos online.

¿Cómo empezar una estrategia de Marketing de Contenidos?

El primer paso es determinar el buyer persona, es decir, la audiencia que se pretende atraer, de lo contrario será imposible producir contenidos capaces de resolver la demanda o solucionar el problema del público objetivo para convertirlo en consumidor asiduo.

El siguiente paso es delimitar hasta dónde se pretende llegar, fijar un objetivo a corto, mediano y largo plazo, en el que la marca se presente como solución útil al consumidor, que le agrade e invite a consumir más.

Entrada anterior
¿Cómo llevar las Relaciones Públicas o Marketing en época del Covid-19?
Entrada siguiente
El marketing digital: el aliado estrella del retail en medio del confinamiento actual
Menú